“No me dejes” petición de vivos, de muertos y de ánimas. Nadie quiere estar solo ni en esta vida ni en ninguna otra. Tú no quieres, él no quería, ella creyó quererlo y la encontraron amarrada a una soga de equivocación. Nadie quiere quedarse solo, pero muchos tampoco quieren hacer el esfuerzo de conservar las compañías.

Telegrama originalmente publicado en MeI

Advertisements