Siempre tengo varios libros empezados. Veo que la mayoría de la gente que hace eso, es porque el libro los aburre o no era lo que esperaban, lo cual no es mi caso.

La mejor hipótesis dice que, en los libros, como en tantos otros aspectos de la vida, yo de todo me harto. Tarde o temprano, aunque sea momentáneamente. Además, siempre estoy rodeada de libros nuevos que me hacen ojitos, y ahí voy yo a leer algo diametralmente opuesto a lo anterior.

Otro detalle curioso es que, los libros que más me han gustado durante la introducción, desarrollo y clímax, tienen un final que me deja pensando “¿esto es todo? ¿De verdad? Yo pensé… bueno, no sé qué pensé pero… no este final”.

También hay muchos que prometen al inicio, se les ve futuro. “Esto valdrá la pena”… A medio camino, ya quiero matar a alguien, me pongo a leer en chinga, a cada momento, con tal de llegar al pinchi final ya por favoooor!


Tal vez por eso yo regreso tantas veces a Demian. Primer libro que me gustó de verdad, de principio a fin, y el que abrió el camino para todos los demás. A veces lo leo completo, casi siempre alguna página al azar, o buscando aquellas frases. Mientras escribo, creo firmemente que eso no va a cambiar jamás. Ya veremos…

Sin querer queriendo, se parece tanto al amor. Pero, estoy más dispuesta a seguir leyendo lo que sea, que… ya ni en sueños quiero “cortejos”, eso debería decirlo todo..


Otro de esos momentos “una vez que te das cuenta, ya no puedes dejar de notarlo”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s