Todo

Han estado sentados uno frente al otro por demasiado tiempo, ambos sienten que han pasado meses y quizá así ha sido. No dicen nada, pestañean de repente, o suspiran, miran al suelo, al cielo, por la ventana, cualquier otra cosa. Cuando dicen algo, no es concerniente a ellos.

Suspira. -Dices que no te dejo quererme.

-Es correcto. Huyes

-¿Acaso me persigues? Ves mi espalda y no haces nada. Te sientas aquí y no dices nada.


Originalmente publicado en Muebles e Interiores

Advertisements

Blue jeans

Momento de preparar una maleta. Es de las primeras veces que sabe exactamente lo que tiene que dejar fuera, aunque no está tan segura de lo que va a llevar. “Abandona” casi todo lo que sea color azul, quedándose con un vestido nada más, porque es elegante, cómodo y le queda mejor que su suéter favorito. No es nuevo, ni hermoso, pero le gusta cómo se ve y siente. También se van todo los pantalones apretados, aunque se vean bonitos, simplemente no valen la pena ya. Nunca ha sido “esa niña vestida de rosa, en falditas y vestidos”, pero no tiene motivos para no probar. Lo peor que puede pasar, y es algo en lo que ya tiene experiencia, es terminar con un closet lleno de azules, morados y negros, falto de claridad, suavidad y ternura.

Es su nueva maleta, y sonríe hoy, en caso de que mañana no pueda.

 

Originalmente publicado en Muebles e Interiores