Momento de preparar una maleta. Es de las primeras veces que sabe exactamente lo que tiene que dejar fuera, aunque no está tan segura de lo que va a llevar. “Abandona” casi todo lo que sea color azul, quedándose con un vestido nada más, porque es elegante, cómodo y le queda mejor que su suéter favorito. No es nuevo, ni hermoso, pero le gusta cómo se ve y siente. También se van todo los pantalones apretados, aunque se vean bonitos, simplemente no valen la pena ya. Nunca ha sido “esa niña vestida de rosa, en falditas y vestidos”, pero no tiene motivos para no probar. Lo peor que puede pasar, y es algo en lo que ya tiene experiencia, es terminar con un closet lleno de azules, morados y negros, falto de claridad, suavidad y ternura.

Es su nueva maleta, y sonríe hoy, en caso de que mañana no pueda.

 

Originalmente publicado en Muebles e Interiores

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s