Verde que te qiero. Sin coma, aunque ya dudé si la lleva o no… Primero te voy a decir que para quererte no necesito tenerte. Te lo digo más que nada para que exista en eso la referencia literaria que suavice tu corazón. Sí, es un intento de lo más desesperado por lograr que te quedes a vivir en la jaula que he puesto en el jardín.

Verde que te quiero en todas mis letras, a eso me refiero. Te escribo una canción, un poema, dos cartas, tres cuentos, una novela y te sigo invocando. Sigues llenando cada pequeño rincón de mi mente. Si cierro los ojos te veo desnuda mientras llorabas fuera del restaurant más lujoso cuando tu padre anunció su segunda boda; te aseguro que jamás has estado más desnuda. Te sueño sin ropa, tirada en mi cama mientras entro en ti y tú jadeas en mi oído, es el sonido más dulce, el recuerdo más cortante, el más insoportable.

No volverá, tú no quieres. Tú vas por ahí con la bandera de libre, y la bandera de dulzura y todos te creen y te insulto para que veas que tengo carácter aún, aunque eso sea otra mentira. Me estoy muriendo por tenerte otra vez, entre mis brazos, mis manos en tu espalda, en tu cintura, por todas partes, a todas partes contigo. Regresa, es una jaula de lo más hermosa, hasta dejo que recibas visitas. Pero regresa.

 

Verde que te quiero, y ya no sé ni cómo ni qué escribirte, pero no puedo parar.

 

Siempre tuyo.

 

Toda la vida, aunque me ignores.

 

TUYO.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s