Mi mano recorre tu costado y me sobresalto de al final tomar tu mano, no es el camino usual, y estar en un parque no aminora mi sorpresa, que realmente no se trata de manos. Me estabas besando un día, yo empecé a llorar y mal explicar que no podía seguir con una relación más pasión que   inocencia, o más besos que platica. Entonces me abrazaste y dormimos, solo dormimos.
Caminamos este parque que te lleva a tu escuela y me acerca al trabajo, tomas mi mano y me sigues contando de lo que no terminaste, pero tu amiga te va ayudar y todo va a estar bien. Yo te cuento que hoy me siento mejor de todo. Pienso en lo tranquilo y contento que te ves dormido, siendo la cuchara chiquita, y tomando todo con más calma.
Pensé que te irías cuando dije lo de los besos, pero aquí estás; tomando mi cabeza entre tus manos, haciendo a un lado mi cabello para besar mi frente antes de desearme buen día. Das la vuelta para tomar tu camino, tomo tu mano y halo de ella para volverte a mi, de pronto necesito un abrazo y un beso como hace días no te dejo tener.
Acaricias mi pelo y ya sé, es tu manera de decirme que lo intentas, que esto te gusta pero tampoco tú quieres que sea lo único.
Le llaman equilibrio, se cuenta que es imposible.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s